Tasaciones

Las tasaciones son procedimientos técnicos que permiten determinar el valor de un bien, con el propósito de establecer un valor objetivo de un bien raíz, que se ajuste a las condiciones actuales del mercado.

Los criterios para realizar las tasaciones se establecen en el Manual de Tasaciones vigente. Asimismo, se realiza un estudio del mercado inmobiliario a cargo de profesionales del equipo de tasaciones, que forman parte del Departamento de Gestión Inmobiliaria

Preguntas Frecuentes Sobre Tasación:

¿El avalúo fiscal corresponde a una tasación comercial de la propiedad?

El avalúo fiscal no representa ni corresponde al valor comercial de una propiedad. Para  determinar el avalúo fiscal se estudian fuentes objetivas y concretas de información de precios, como, por ejemplo, los valores reales de transferencia de las propiedades, así como las tasaciones comerciales de las instituciones financieras en las distintas comunas del país.

Sin embargo, en un proceso masivo como éste (4.500.000 de propiedades), pueden presentarse casos puntuales en que se den situaciones en las que el valor del avalúo fiscal supera al valor del avalúo comercial, pudiendo tener varias explicaciones, por ejemplo, en la tasación fiscal de un bien raíz intervienen factores físicos de las propiedades y factores de precios.

Puede suceder que el propietario no ha mantenido actualizadas las características físicas de la propiedad registrada ante el SII y eso puede significar una tasación superior a la que corresponde, si ha habido reducciones de la superficie edificada en la propiedad (por ejemplo) o una tasación inferior a la debida en caso que la superficie habitacional esté subregistrada, producto de ampliaciones no declaradas. Estas son situaciones que la ley contempla para efectos de una revisión de la tasación.

¿Cómo Se Determina El Avalúo Fiscal?

Es el valor que el SII le otorga a una propiedad, en base a la normativa legal, definiciones técnicas y tablas de valores vigentes, para efectos de la aplicación del Impuesto Territorial. Está compuesto por la suma de los avalúos del terreno y de las construcciones.

El avalúo de terreno se determina multiplicando la superficie de terreno por el valor unitario ($/m2) respectivo, de acuerdo a lo indicado en el plano de valores de terreno que se encuentra en exhibición en la Oficina del SII correspondiente a la jurisdicción del bien raíz. El valor unitario de terreno se obtiene multiplicando el valor por m2 de la zona donde se ubica la propiedad por el factor de ajuste indicado en el plano, para la manzana predial en que se ubique el predio.

El avalúo de las construcciones se determina multiplicando la superficie de la construcción por el valor unitario ($/m2) respectivo. Cada construcción es tasada considerando su clase o material estructural y su calidad. El valor unitario de la construcción se debe ajustar, además, por la antigüedad de la edificación y condiciones especiales como por ejemplo si corresponde a una mansarda, subterráneo, piso zócalo, etc.